Gozando el frescor boqueteño

calendar 21.1.20 clock
Llega el tiempo de gozar de las vacaciones de verano, y para escapar del calorcito capireño, hemos organizado un trip a Tierras Altas.

La idea era conducir, alquilamos un carro, yo emocionada porque sería la primera vez que conduciría fuera de la provincia.

Pues cuento corto, a pesar de que tomaron nuestro dinero para el alquiler en su totalidad, Dollar se negó a entregar el auto por yo contar con una débito justo unas horas antes de la salida programada. Ni entro en detalles, que me vuelve la furia porque ni siquiera devolvieron el dinero.

En fin, en fin.

Yo no iba a dejar que eso nos derrotara, así que nos organizamos, nos pusimos en la parada y tomamos un bus. De hecho 3, porque en Santiago cambiamos a uno hacia la república chiricana y de allí el coaster hasta Boquete, para disfrutar el rico clima y la Feria de las Flores y el Café, que por años quise visitar.

Visitando la Feria de Las Flores y el Café - Boquete 2020
Feria de Boquete 2020


Sí recomiendo que al ir a la Feria lleven un capote, el viento templado termina mojando la ropa y el frío es arrasador por esta razón.

Fue la primera vez, en 11 años de estar juntos, que Stef sintió frío en Panamá. Tanto era el frío que las filas más extensas eran para los puestos del café.

Emocionado por el Canopy


En dos días se visita tranquilamente la feria, recorriendo los pabellones artesanales y comerciales para adquirir regalitos.

Boquete tiene mucho que ofrecer, nos decantamos por hacer recorridos en las comunidades aledañas, se aprecia así mucho mejor la vida de la región.

También se cuenta con muchas áreas para hacer Senderismo, nosotros escogimos el Sendero Pipeline aunque la cascada al final no fue nada 'llamativa', como el mismo peque indicó un poco decepcionado al llegar.

Sendero Pipeline - Boquete
En la recta final del Sendero Pipeline


Sin duda el ambiente boqueteño contrasta con otras localidades panameñas, nuestro plan era pasar un par de días por la Feria y terminamos una semana allá. Creo que hasta hicimos castillos en el aire pensando en tener una casa a futuro mientras caminábamos por las calles del pueblo.








CyballRuiz

Soy Cyball, mamá y coder panameña.

En 2012 conocí ese amor irrepetible, el que me inspira cada día: mi hijo Andrés.

Por él me inicié en el mundo del blogging y terminé disfrutando tanto el código que comencé a estudiar Front-End Development.

Aquí encuentras mis variados cuentos, esos que no caben en un tweet.